24 agosto 2015

Ciruelas en almibar

    Finales de agosto supone en mi casa la llegada de las ciruelas, de los tomates, de las manzanas..., el momento de llenar la despensa para el resto del año. Mermeladas, tomate embotado, confituras, membrillo... Delicias caseras, al fin y al cabo.
 
    Esta semana le ha tocado el momento a las ciruelas y es que la suerte de tener un ciruelo en el jardín da mucho de sí, aunque siempre digo que por qué las ciruelas no salen de poco a poco en vez de todas a la vez. Se las disfrutaría mucho más sobre todo cuando el ciruelo es generoso y por más ciruelas que cojas parecen no acabarse nunca.
 
    Por eso, este año, además de mermelada hemos hecho ciruelas en almíbar. Una forma de degustarlas cuando nos apetezca.

Ciruelas en almibar
 
     Si consultáis por internet o en algún libro de recetas, veréis que existen tantas formas de preparar ciruelas en almíbar como cocineros haya detrás de esa preparación. La mía es una más. Eso si, después de probar alguna otra es la que más nos gusta y aquí os dejo la receta por si os animáis.
 
CIRUELAS EN ALMIBAR
 
Ingredientes:
 
☼ Aproximadamente 1kg y medio de ciruelas casi maduras
☼ 1 litro de agua
☼ 300gr de azúcar
☼ Tarros esterilizados


Preparación:

    Como veis, en los ingredientes he puesto que las ciruelas han de estar casi maduras porque si ya lo están, al cocerlas se desharán y no nos servirán para embotarlas con la receta que hoy os daré.

    Empezamos limpiando buen las ciruelas con agua.

Ciruelas

 
    Mientras lo hacemos, ponemos al fuego agua en una cazuela. La suficiente para que nos cubra todas las ciruelas y justo cuando comienza a hervir, echamos en ella las ciruelas y las dejamos a fuego fuerte 5 minutos.
 
    Veremos como la piel se arruga y hasta se retrae. Es lo normal.
 
    Yo luego no se la quito. Las emboto con la misma piel. Aunque estéticamente no queden tan bonitas el sabor es bueno.

 
     Pasados los cinco minutos las sacamos inmediatamente del agua y las dejamos en un plato a que se templen, mientras preparamos el almíbar en el mismo agua (pero sólo nos quedamos con 1 litro), donde se cocieron las ciruelas. Eso sí, si quieres, lo cuelas.

    El almíbar será ligero. Ponemos el agua de cocer las ciruelas otra vez al fuego fuerte, añadimos los 300gr de azúcar y cuando comience a hervir, ponemos a fuego medio y lo dejamos 10 minutos removiendo de vez en cuando.

    Durante esos minutos metemos bien apretadas las ciruelas en los tarros previamente esterilizados.

    Cuando el almíbar esté terminado, lo vertemos al momento en los tarros, dejando entre 1-2 cm libres para que al ponerlos al baño maría no estallen, y los cerramos bien.

Tarros de ciruelas en almibar


  
    Ponemos los tarros bien cerrados 20 minutos al baño maría y pasado este tiempo dejamos que se templen en el mismo agua.

    Después los tarros se guardarán en un lugar con temperatura constante, oscuro y seco.

    Cuando los abras verás que las ciruelas están tan ricas que hasta el almíbar se lo acabará bebiendo alguien.

 
 

2 comentarios:

  1. Lo haré, ya me imagino el sabor, debe ser delicioso :)

    Besos!!

    Blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudes. Tendrás ciruelas todo el año.
      Gracias por tu visita

      Eliminar