Cake Frame

Imagen tomada de A Wish And A Whisk Cakes
 
Yo, que soy cocinera de andar por casa, muchas veces me quedo con la boca abierta al ojear ciertas revistas  o páginas de internet dedicadas a las tartas.
 
Se, que ni por asomo, haré ciertas maravillas pero más de una vez me he quedado pensando cómo se puede conseguir algo así, cómo es que esas tartas desafían a la gravedad y  se quedan en equilibrio como si tal cosa.
 
Después, ves algún programa en la tele y te das cuentas de que todo se sujeta con lo que buenamente se tiene a mano: madera, tubos de pvc... y que el ingenio es poder.
 
Pero, hoy quiero hablaros de un producto: Cake Frame.
 
Cake Frame surge para dar apoyo interno a la creación de tartas de tamaño grande, con distintos niveles y formas. Está compuesto de varias bases y piezas que montándolas como un puzle darán consistencia a la tarta. Se podrán conseguir ángulos complicados y una estabilidad para que la tarta llegue perfecta a la mesa sin caerse por el camino.
 
Además, el material del que está hecho es apto para el lavavajillas con lo que una vez comida la tarta se podrá guardar para emplearlo en otra ocasión.
 
Hay un kit inicial que viene muy completo para poder empezar, pero después se pueden ir comprando las distintas piezas por separado.
 
 
CakeFrame
Imagen tomada de Cake Frame
 
Como veis, con un poco de imaginación y mucha soltura tarteril se consiguen tartas impresionantes. Si pones algo así a la hora del postre tienes una alabanza segura.
 
¿Y dónde lo puedo comprar?
En España lo podéis encontrar en la tienda de María Lunarillos 
 
 
 
 



Comentarios

Entradas populares